28 agosto 2014

Construyendo el telescopio más grande y potente del mundo

Con la firma de un "importante acuerdo" se ha dado un paso de gigante para la construcción del Telescopio de Treinta Metros (TMT, Thirty Meter Telescope, o Telescopio de los Treinta metros), destinado a ser el telescopio óptico más avanzado y poderoso del mundo. Actualmente, los telescopios ópticos más potentes rondan entre los 8 y los 10 metros). Los trabajos de construcción comenzarán en abril del próximoaño 2014 y será instalado en la cima del Mauna Kea en Hawai. El proyecto es una colaboración entre las universidades de los Estados Unidos e instituciones en Canadá, China, India y Japón, con una financiación importante de la Fundación Gordon y Betty Moore.
 Está previsto que el TMT inicie las observaciones en 2022 y permitirá a los astrónomos detectar y estudiar la luz de algunas de las primeras estrellas y galaxias que se crearon en el universo (en el límite del universo observable y bastante cerca del inicio de los tiempos), analizar la formación de planetas alrededor de estrellas cercanas, y comprobar la exactitud de muchas de las leyes fundamentales de la física.

Instrumentación de vanguardia para el TMT

 De entre los instrumentos con los que estará equipado el TMT, destaca el espectrógrafo IRIS, que quizás pueda ser mejor descrito como una cámara sofisticada que toma pequeñas imágenes en dos mil longitudes de onda diferentes de modo simultáneo, tal como acota el astrónomo James Larkin de la UCLA, el investigador principal del IRIS. Este instrumento será capaz de obtener imágenes tres veces más nítidas que las que son posibles de obtener actualmente con los dos poderosos telescopios del observatorio W.M. Keck en el Mauna Kea, y muchas veces más nítidas que las que toma el telescopio espacial Hubble.
Con el IRIS serán posibles observaciones tales como ver planetas que se están formando pero que a menudo son demasiado tenues como para ser detectados por telescopios más pequeños. Y el IRIS será sólo uno de los tres instrumentos del TMT que amplificarán imágenes hasta el límite teórico de difracción. O sea que los resultados obtenidos con este colosal telescopio podrían superar todas las expectativas.
"Explorando el universo en esta resolución sin precedentes y una sensibilidad significativa seremos sorprendidos por lo que nos encontramos", dijo. "IRIS cuenta con una amplia gama de objetivos científicos, que van desde el análisis químico de las superficies de las lunas del sistema solar, como Titán y Europa, hasta la evolución de las galaxias en los últimos 13 mil millones de años, a la búsqueda de las primeras estrellas en el universo muy temprano . "
 Con la espectroscopia más sensible disponible en cualquier parte del infrarrojo cercano, IRIS producirá la primera verdadera comprensión de la naturaleza física de estas primeras galaxias, un objetivo clave de la investigación en cosmología y astrofísica.
 IRIS es un proyecto conjunto que involucra a más de 50 astrónomos de los EE.UU., Canadá, Japón y China, y muchos de los componentes más importantes del instrumento será diseñado y construido en el Laboratorio de Infrarrojo de la UCLA para la Astrofísica , fundada hace más de 20 años por Ian S. McLean, quien es el director del laboratorio y profesor de UCLA de física y astronomía.
"Estos dos atributos son cruciales para la casi totalidad de las áreas de la astrofísica moderna, a partir de estudios de sistemas exoplanetarios cercanas para sondear los objetos más distantes en el universo", dijo. "El TMT es precisamente el tipo de herramienta científica para complementar las instalaciones nacionales en fase de desarrollo, como el Telescopio Espacial James Webb. Todos estamos muy contentos de que se haya firmado el acuerdo."
El concepto de un telescopio tres veces más grande y con nueve veces más poder de recolección de luz que los telescopios Keck fue concebido hace casi 15 años, y UCLA ha jugado un papel importante en la definición del tipo de instrumentos necesarios para tal telescopio. IRIS, bajo el liderazgo de Larkin, es un ejemplo, dijo McLean. Otro instrumento TMT propuesto, el Multi-Slit Espectrómetro Infrarrojo (IRMS), será casi un réplica de la exitosa instrumento MOSFIRE que McLean desarrolló para el Observatorio WM Keck en 2012.
 Con las imágenes más nítidas y más sensibles jamás tomadas en el infrarrojo cercano, el TMT y IRIS revelarán el universo de formas nuevas, explorar todo, desde los planetas enanos en la órbita de Plutón a las galaxias más distantes jamás exploradas cerca del inicio del tiempo, afirmó McLean.
Publicar un comentario